Este entrañable enunciado, muy conocido entre los actores, fue aún más popular cuando  Alfred Hitchcock lo redondeó apostillando: “ni con niños, ni con perros, ni con Charles Laughton”.  Trabajando con tamañas compañías tendrías suerte si, al acabar la película, alguien se hubiera dado cuenta de que tu también salías en ella. 
Acabo de ver los primeros 150 segundos del Teaser de “Café Ítaca” y tengo ante mi, encarnada en la persona de Axel Fernández,una visión clara y diáfana de lo que mi colega Alfred quería decir. En la escena que abre el teaser, su personaje, Manuel, lleva todo el peso. Cualquier actor sentiría sobre sus hombros el peso de una escena tan “real” como la que ha tenido que hacer Axel. Él, sin embargo, lo lleva de una forma tan liviana que casi resulta ofensivo para este sorprendido actor convertido en maravillado espectador. Ha sido cojonudo trabajar con él

Creo que voy a escribir algo para un perro…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *